Soluciones para la innovación en las Microempresas - Territorio Empresa
17946
post-template-default,single,single-post,postid-17946,single-format-standard,bridge-core-2.5.1,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-23.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive
 

Soluciones para la innovación en las Microempresas

Soluciones para la innovación en las Microempresas

El pasado viernes 13 de noviembre tuve la oportunidad de participar en Radio Intereconomía, dentro del programa Cultura Emprende en la sección La Voz de la Microempresa, de la mano de Víctor Delgado García CEO de AEMME. A continuación reproduzco la entrevista.

Enlace podcast: https://www.ivoox.com/119-industria-textil-espana-seguros-criptomonedas-audios-mp3_rf_60465470_1.html?utm_source=shortlink_go

Hoy nos acompaña en Cultura Emprende y Radio Intereconomía Pepe Micó Serra Socio Fundador de Territorio Empresa y Coordinador del Área AEMMEInnovación Alicante para hablarnos sobre las posibles soluciones para la innovación en las Microempresas. ¡Bienvenido Pepe!

Buenas noches Víctor, es un placer poder acompañaros.

En estos momentos que son especialmente difíciles para muchas microempresas, que se enfrentan a una situación crítica, es muy valiosa la posibilidad de encuentro y reflexión que ofrece AEMME y este programa de Cultura Emprende Radio, para poder encontrar esas respuestas que necesitamos.

Siempre animo estas iniciativas que nos van a ayudar para explorar nuevas oportunidades, y a entender las transformaciones que necesitamos hacer para ser empresas estables y sólidas en este escenario de incertidumbre.

Antes de nada, cuéntanos para que todos nuestros oyentes te conozcan ¿Quién es Pepe Micó? y qué es ¿Territorio Empresa?

Pepe Micó es un emprendedor de nacimiento, tenía la figura de mi padre como referente, y de muy pequeño ya era su ayudante.

Siempre he estado relacionado con funciones comerciales dentro del sector del calzado y a los 30 años decidí impulsar mi propia iniciativa, creando una empresa de diseño exclusivo de adornos de moda y artes aplicadas a la piel y al textil, que fue creciendo y me permitió tener un aprendizaje extraordinario de todas las áreas del negocio, siempre con hambre por aprender, desarrollando mi propio ERP, integrando la Gestión de Calidad, creando novedades todos los días.

Hace 10 años, coincidiendo con la mayoría de edad del negocio, decidí “crecer” y seguir aprendiendo con una mayor perspectiva. Asumí todos mis compromisos, sociales, fiscales, y “cerré” mi actividad. Tras realizar varias formaciones en el ámbito del coaching y la PNL, y empecé a buscar mi hueco dentro del mundo del Desarrollo Empresarial.

Territorio Empresa nació con la Visión de ser referente de transformación e innovación de las empresas y los territorios, y como provocador de nuevas dinámicas de cooperación público-privada.

Nuestra Misión es aportar procesos creativos de reflexión y planificación estratégica que permitan la transformación y la innovación, desde una perspectiva global del universo empresarial/organizacional, así también como aportar soluciones necesarias, efectivas y útiles.

Hoy en la sección de La Voz de la Microempresa trataremos de acercar a todos nuestros oyentes como impulsar los procesos de transformación necesarios, basados en la tecnología y el talento, para innovar y adaptarse al nuevo escenario económico.

Pero antes y para situarnos en contexto  ¿Qué es Innovación? y ¿cómo se aplica a los procesos de transformación?

 Para mí la Innovación es una acción de cambio a partir de la modificación de algo que ya existe, y también a partir del descubrimiento y la invención. Nace por tanto de un trabajo consciente y desde una intención de curiosidad y creatividad.

Esa novedad debe mejorar lo que ya existe (productos, servicios,…), y responder con éxito a las demandas del mercado, resolver problemas y satisfacer necesidades con mayor eficacia. Y además, ser rentable, generar beneficios para poder desarrollarse y generalizarse.

Preguntabas que ¿cómo se aplica a los procesos de transformación? Te diría que la innovación en la empresa es algo más factible de lo que a muchos empresarios les pueda parecer. Se puede empezar por muchas pequeñas transformaciones que pueden optimizar costes y tiempos, mejorar la calidad del producto o servicio, la experiencia del cliente,… Si tenemos una aptitud humilde, curiosidad, hambre por aprender, podremos iniciar un proceso que nos va a sorprender, y decirnos a nosotros mismos “¿cómo no lo he hecho antes?”.

Se habla mucho ahora por ejemplo de la necesidad de Transformación Digital, y a veces me da la sensación de que se percibe como la integración de soluciones tecnológicas que no entendemos muy bien. Si nos da pereza entender los recursos que tenemos a nuestra disposición, vamos mal.

Cualquier transformación, también la digital, debe de responder a un propósito claro y ser extremadamente útil, estar a nuestro servicio, por ejemplo  para liberar tiempos  que invertimos en tareas repetitivas que no aportan valor añadido y que podemos invertir en otras tareas que mejoren los resultados y la percepción de nuestro cliente, o para investigar, explorar en el diseño de nuevas formas de hacer, en resumen, para innovar.

Para los que estamos en el día a día y sobre todo consecuencia de lo que nos está tocando vivir ¿Cómo podemos ayudar a las empresas a impulsar los procesos de transformación necesarios?

¡Vamos al grano!, cuando hablamos de Transformación, debemos hacerlo de Transformación Organizacional. Y eso puede suponer para muchos un cambio de paradigma, una nueva forma de entender el negocio, observándolo de manera global, porque todas las áreas de la organización están conectadas e influyen unas en otras. Es un cambio que exige de reflexión, de estrategia, del diseño de planes con objetivos específicos (y ambiciosos), de la elección de indicadores que nos permitan evaluar los logros obtenidos para reajustar nuestras decisiones, de hambre por recopilar datos.

De esta forma podemos incluso entusiasmarnos con los recursos que tenemos disponibles y nos van a hacer el trabajo más fácil, crear poco a poco un ecosistema de soluciones y procesos integrados, que nos van a dar cada vez información más valiosa que nos va a ayudar a tomar cada vez mejores decisiones. Esa es la clave en la evolución de la cuarta revolución industrial en la que ya estamos: automatización, luego robotización, y por fin, inteligencia artificial. Y eso no significa menos puestos de trabajo si lo sabemos hacer bien.

Las organizaciones necesitan cada vez más enriquecerse con conocimiento, experiencia y talento. Especialmente importante es ser capaces de atraerlo y retenerlo. Esto decirlo es fácil pero ponerlo en práctica entiendo que es donde radica la importancia de tu experiencia. ¿Cómo podemos ser capaces de atraerlo y retenerlo?

Le tengo mucho respeto a la generación de nuestros jóvenes, hay muchos muy bien preparados, con un gran talento, y que estamos desaprovechando lamentablemente, obligándoles a que se busquen la vida en otros países.

En programas de Consultoría Territorial, trabajando directamente con agentes económicos, he observado paradójicamente que las demandas de perfiles profesionales de las empresas innovadoras y con planes de expansión, no encuentran en la zona los profesionales que necesitan, y muchas veces tampoco hay formaciones en sintonía que les estén preparando.

Al margen  de este comentario, la empresa debe tener muy claro su “foco”, tener un buen plan estratégico, con todos esos “ingredientes” de los que hablaba antes. Si la empresa sabe lo que quiere, son atractivos sus proyectos y lo deja ver, puede “enamorar” a los mejores perfiles talentosos, además que  entenderá la importancia de hacer una buena selección de personal, que más allá de los títulos o amistades, tenga en cuenta el potencial de los conocimientos, la experiencia, su ADN conductual, sus valores motivacionales,… para ello hay modelos científicos de evaluación.

Y luego, está claro, que al igual que al cliente, a las personas del equipo hay que cuidarlas con formación constante actualizada, un salario justo, atractivo, incentivos si se consiguen unos rendimientos  u objetivos, oportunidades de crecimiento profesional dentro de organización, de inter emprendimiento, que se escuchen sus iniciativas de innovación, y un liderazgo consciente que sabe aflorar el potencial de cada persona respetando las diferencias, motivaciones y emociones de cada miembro de un equipo que tiene que saber dirigir.

Por ir finalizando la entrevista, donde te pueden localizar para conocer un poco más sobre Pepe Micó y Territorio Empresa y trasladarnos UN CONSEJO PARA NUESTROS OYENTES

A través de nuestra web territorioempresa.com, las redes sociales que la propia web vincula. Y en LinkedIn podéis buscar a Pepe Micó Serra, que estaré encantado de estar conectado con vosotras y vosotros, y a vuestra disposición para cualquier consulta.

Daria dos consejos:

  • El primero leer la crisis según Albert Einstein.

Creo que vivimos en un momento duro, pero apasionante, que nos pone a prueba. Si sabemos adaptarnos la crisis puede ser una oportunidad, pero hay que trabajar, ser empresas con “alma” y con “cerebro”.

  • “El tamaño importa”, y como la mayoría somos pequeños, es necesario crear ecosistemas de encuentro y colaboración, generar sinergias, unirnos para hacer posibles proyectos que individualmente nos superan. Aplaudo la actitud de AEMME, Asociación Española Multisectorial de Microempresas, y la labor que en este sentido está impulsando, de la que me siento absolutamente cómplice.

No Comments

Post A Comment